La música en la infancia

La música en la infancia

Cada vez hay más investigaciones que vinculan la música con un desarrollo positivo en la infancia, por eso cada vez se incluye antes de la edad preescolar. Desde bebés, la relación con la música es una práctica tradicional: se le canta, se le tocan palmas…

Así, poco a poco van conociendo los ritmos y convierten su propio cuerpo en una fuente de diversión musical, más allá de las nanas. Es bueno que escuchen distintos tipos de música para aprender a reconocerlas y disfrutarlas.

Habitualmente se comienza con canciones sencillas, repetitivas y que permitan bailar pero también es recomendable permitirles escuchar música clásica de estructura sencilla en piezas cortas. Todo esto favorece la activación de zonas cerebrales implicadas en el procesamiento espacio-temporal.

música infancia

En preescolar, niños y niñas aprenden distintos ritmos, a seguirlos con su cuerpo, reconocen notas musicales y las clasifican en altas o bajas mediante el juego. Todo este aprendizaje musical potencia su desarrollo auditivo, sensorial, verbal, motriz e intelectual.

La música en la infancia: beneficios

En la educación de niños y niñas, la música es una asignatura importante que reporta múltiples beneficios, no solo en cuanto a la adquisición de conocimientos sino también de otras habilidades.

La música favorece la alfabetización a través de rimas y repeticiones que mejoran la expresión verbal con la repetición de sonidos y la memoria. Esto también suma en el aprendizaje de otros idiomas, además de que los gestos al cantar ayudan a la comprensión del significado de las palabras.

La capacidad de prestar atención y concentrarse también se ven ampliadas por el estudio de la música, lo que repercute en un mayor rendimiento escolar. También interviene en la resolución de problemas matemáticos y de razonamientos complejos que implican memoria, análisis y síntesis.

música infancia

El establecimiento de rutinas y la disciplina en el aprendizaje de la música repercute positivamente en otras actividades relacionadas con el estudio, por ejemplo, o con la consecución de proyectos.

La música no tiene solo una vertiente puramente docente sino que también tiene beneficios sociales muy importantes: niños y niñas se sienten comprendidas al compartir canciones y sentirse parte de una comunidad de colaboración y respeto. Así, les resulta más sencillo relacionarse con otras personas de su entorno.

Y es lógico esto porque ya desde el nacimiento –e incluso antes– se desarrolla un fuerte vínculo afectivo con las personas cuidadoras a través del canto, lo que despierta las emociones y desarrolla la inteligencia emocional. ¿Habéis observado cómo los y las bebés se cantan para calmarse?

La música como forma de expresión

Esta conexión con las emociones sirve para que niñas y niños desarrollen sus capacidades expresivas y la creatividad. El trabajo que hace la música sobre el hemisferio derecho del cerebro fomenta otras actividades artísticas como la pintura o la escritura.

música infancia

La expresión corporal también se potencia a través de la música: el niño o la niña aprende a controlar sus movimientos para adaptarlos a los distintos ritmos. Es otra forma de expresión que las y los pequeños deben conocer porque el baile implica percepción auditiva, equilibrio, coordinación, capacidad de representación y desarrollo de la musculatura.

Una vez han adquirido las habilidades motoras y musicales necesarias (a partir de los 6 años aproximadamente), pueden empezar en una escuela de música a tocar el instrumento musical de su elección, incluida la voz si tienen esa habilidad.

De nuevo podemos decir que la música favorece la sociabilidad infantil, ya que logra una comunicación más fluida y sensible. Generalmente les encanta la música y les permite interactuar entre ellos/as y con las personas adultas.

 

Como veis, la música interviene en todas las áreas del desarrollo de niños y niñas, así que compartid en los comentarios las músicas que ponéis a vuestras hijas e hijos, o qué instrumentos –de juguete, primero, y de mayores, después– habéis puesto a su alcance.

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *