Juego y discapacidad

Juguetes, discapacidad e integración

Normalmente, los niños/as con discapacidad pueden utilizar los juguetes comercializados pero, en ocasiones, la accesibilidad a estos productos es reducida o nula.

Cuando el juguete no puede ser usado por estos niños/as tal como se comercializa, a veces es posible variar los objetivos o reglas del juego o realizar algunas adaptaciones que bien pueden ser muy sencillas (p.e. fijar el juguete con velcro a una base) o requerir la intervención de especialistas (p.e. traducir los efectos sonoros en efectos visuales).

Existen diversos tipos y grados de discapacidad, lo que genera una gran dificultad para marcar unas directrices generales respecto a cómo seleccionar y adaptar juguetes para este tipo de personas. No obstante hemos esquematizado a continuación una serie de pautas que pueden servir de ayuda.
No hay duda de que todos los niños/as tienen derecho al juego… pero, si queremos regalar un juguete a un niño/a discapacitado, ¿nos resultará fácil encontrar juguetes que pueda usar?

CONSEJOS GENERALES PARA LA SELECCIÓN Y ADAPTACIÓN DE JUGUETES PARA NIÑOS Y NIÑAS CON DISCAPACIDAD

Debe ser un “diseño para todos”, de forma que niños/as con y sin discapacidad puedan utilizar los mismos juegos en similares condiciones.Así conseguimos la participación de los niños/as con discapacidad en el juego de los que no la tienen y se reduce la diferenciación al utilizar juguetes normalizados.

Los juguetes deben ser versátiles: que permitan varias formas de interacción o que posibiliten cambiar sus reglas para facilitar la adaptación de cada juguete a cada caso.

Deben ser adecuados a su edad, aunque se encuentren en una etapa anterior de desarrollo. Por ejemplo, en un centro de actividades de manipulación para un niño/a de 10 años con discapacidad motora adaptaremos el tamaño y la propuesta de juego, porque seguramente no le resultará interesante uno de los que habitualmente usan los bebés.

Debemos asegurarnos de que las adaptaciones respeten las normas de seguridad para la fabricación de juguetes y no introduzcan peligros. Por eso es fundamental consultar con un especialista.

En ocasiones, los niños/as con discapacidad pueden tener ritmos de aprendizaje distintos a otros niños/as, por ello es importante cuestionar y adaptar las indicaciones respecto a la edad.

JUGUETES PARA NIÑOS Y NIÑAS CON DISCAPACIDAD

En los apartados siguientes presentamos algunos consejos para la selección de juguetes y algunas sugerencias para su adaptación considerando tres tipos de discapacidad: motora, auditiva y visual.

Juguetes para niños con discapacidad motora, consejos para su selección

Que se manipulen mediante técnicas motrices controladas por los propios niños/as.

Que sus pulsadores o botones sean muy accesibles y fáciles de accionar.

Que sus piezas sean fáciles de encajar. »En estructuras grandes tipo mobiliario (cocinas, bancos de trabajo…), que sus dimensiones permitan introducir las sillas de ruedas, o que posibiliten un sencillo desglose en módulos para poder utilizarlos desmontados sobre una superficie.

Que permitan un fácil acceso a todas sus posibilidades o funciones. »En juguetes de sobremesa que dispongan de antideslizantes en su parte inferior.

Que no exijan mucha rapidez de movimientos o que se puedan regular los tiempos de respuesta. »Que no obliguen a efectuar movimientos simultáneos (p.e. presionar 2 teclas a la vez). Sugerencias para la realización de adaptaciones

Fijar las bases de los juguetes (con velcro, imanes, gatos…) para evitar movimientos no deseados durante el juego. »Modificar los vestidos de las muñecas para facilitar su manipulación (p.e. con velcros en las costuras). »Engrosar piezas, mangos o agarradores para facilitar su agarre y manejo.

Colocar reposacabezas, chalecos o cinturones de sujeción para mantener la postura.

Añadir cuerdas o varillas para facilitar el arrastre de algunos juguetes.

Modificar las dimensiones del juguete (altura, profundidad…) para permitir el acceso al mismo de forma frontal. »Incorporar elementos en relieve (tacos, palancas, anillas, etc.) que faciliten el giro o agarre de las piezas.

Adaptar el juguete para poder accionarlo a través de un pulsador externo.

Juguetes para niños con discapacidad auditiva, consejos para su selección.

Los juguetes con sonido deben tener control de volumen y salida opcional de auriculares para poder adaptarlo al resto auditivo del niño/a.

Si tiene efectos sonoros, deben acompañarse de otros efectos perceptibles para estos niños/as (luces, imágenes, vibraciones).

Para evitar acoplamientos es necesario consultar a un especialista que nos oriente en la selección dependiendo del tipo de audífono usado por cada niño/a.Sugerencias para la realización de adaptaciones.

Modificar el juguete para poder usar simultáneamente auriculares y sonido por el canal habitual del juguete con el fin de posibilitar el juego compartido de niños/as con y sin deficiencia auditiva.

Colocar dispositivos electrónicos que: traduzcan los efectos sonoros en otro tipo de efectos perceptibles por el niño/a, amplifiquen las vibraciones del juguete al producir efectos sonoros o amplifiquen efectos sonoros.

Traducir los mensajes orales a mensajes escritos.

Juguetes para niños con discapacidad visual, consejos para su selección.

Que tengan un diseño sencillo, realista y fácil de identificar al tacto.

Que incluyan objetos o complementos fáciles de manipular.

Que incorporen efectos sonoros y distintas texturas.

Que no incluyan muchas piezas de pequeño tamaño o que permitan una cómoda y rápida clasificación de las mismas al tacto.

Que sus colores sean muy vivos y contrastados para que puedan ser percibidos por niños/as con resto visual.

Que sean compactos y no se desmonten fácilmente.

Sugerencias para la realización de adaptaciones

En los juegos con textos o instrucciones, traducir al lenguaje Braille o dotar de relieve las indicaciones o ilustraciones, o bien incluir grabaciones de voz que sustituyan informaciones textuales.

Incorporar sonidos, relieves o texturas que sustituyan o acompañen al estímulo visual.

En juegos de mesa, dotar de relieve al tablero y colocar a las fichas algún sistema de sujeción (velcros, salientes, etc.) para que no se desplacen involuntariamente.

En estructuras para el juego simbólico que consten de varias piezas puede resultar útil pegarlas para evitar que se desmonten.

Juegos y discapacidad psíquica

Las personas con discapacidad psíquica reciben, procesan y organizan la información con dificultad y lentitud. Por lo que su capacidad de respuesta también presenta limitaciones. La comprensión de las situaciones y problemas del entorno y la rapidez con la que responden a las demandas del mismo se ven condicionadas por las dificultades para el procesamiento que presentan.

En estas personas, todo aquello que posibilite la llegada de información exterior y la percepción de los estímulos sensoriales favorece su desarrollo cerebral. Por lo tanto, el empleo de apoyos apropiados puede mejorar sus capacidades funcionales.
En este sentido, el juego puede moldear el funcionamiento cerebral e instaurar modificaciones sustanciales y duraderas que faciliten el aprendizaje.

El juego, además de servir como herramienta de estimulación, también les ayuda a relacionarse con los demás, a mejorar su autoestima, a superarse, a transferir y generalizar los aprendizajes a otros entornos y, sobre todo, a divertirse.

Es importante iniciar la estimulación a través del juego en los niños/niñas con discapacidad psíquica desde los primeros meses de vida, pero teniendo en cuenta el riesgo de no caer en una sobre-estimulación, lo que podría provocar una falta de motivación por parte del niñ@.

Prácticamente cualquier juguete puede ser adecuado para este tipo de personas. No obstante, en relación con la edad, es importante insistir en que las indicaciones que proporcionan las empresas han de ser siempre orientativas, sobre todo en este tipo de niños/niñas en los que el ritmo evolutivo suele ser diferente.

En estos casos, más aún que en otros, es necesario tener en cuenta los gustos, intereses, características y posibilidades de cada persona, más que su edad cronológica.

Algunas orientaciones

Que tengan fácil manejo de todas sus funciones, lo que permitirá al niñ@ poder jugar con autonomía.

Que su diseño sea sencillo y realista, lo que permitirá al niñ@ trabajar la transferencia y generalización de los aprendizajes.

Que resulten atractivos desde el principio hasta el final de su uso, lo que permitirá mantener la atención y el interés durante todo el juego.

Que permitan tiempos de respuesta largos, para que tod@s puedan jugar aunque su ritmo sea un poco más lento.

Que no requieran altos niveles de concentración o razonamiento
Si son juegos de reglas, que tengan la posibilidad de adaptarse a niveles cognitivos más bajos, reduciendo el número de reglas y la complejidad de las mismas.

MINISTERIO DE ASUNTOS SOCIALES.
Servicio de Información sobre discapacidad (SID).
www.mtas.es/sgas/Discapacidad/SID.htm

FEAPS
Confederación Española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual.
Tel.: 91 556 74 13

CERMI
Comité Español de Representantes de Minusválidos.
Tel.: 91 360 16 78

FEISD
Federación Española de Instituciones para el Síndrome de Down.
Tel.: 91 716 07 10

ASINDOWN
Asociación y Fundación Síndrome de Down de Valencia
Tel.: 96 389 09 87/ 96 383 42 98
https://www.asindown.org

IVADIS
Instituto Valenciano del Discapacitado
Tel.: 96 3378240

CONSELLERÍA DE BIENESTAR SOCIAL. G.V.
Dirección General de Integración Social de Discapacitados.
e-mail: discapacitados web@gva.es

Nota: Para la elaboración de este artículo hemos contado con el asesoramiento de profesionales de la Asociación Síndrome de Down de Valencia: Rosa Pérez, Beatriz Ferrández y Mamen Lacárcel

Juegos y discapacidad motora. Juguetes con pulsadores

Si eres una persona con discapacidad o tienes un hij@ con discapacidad es posible que tengas muchas dificultades para realizar ciertas actividades de la vida diaria.

Y dentro de estas actividades incluimos jugar. Cuando tus habilidades motoras se limitan a muy pocos movimientos controlados con tu mano, tu cabeza o tu pierna, con mucha o poca fuerza o precisión, jugar se convierte en una actividad casi imposible. Tienes pocas oportunidades para jugar solo o para participar en el juego de los demás, es casi imposible encontrar un juguete que pueda ponerse en marcha o controlarse con los movimientos básicos que tienes.
Lo que nosotros te proponemos aquí son algunas ideas de juguetes adaptados a pulsadores, una alternativa que puede resultar válida para ti.

Empecemos por el principio: ¿qué son los pulsadores? Son dispositivos que al presionarlos, tocarlos, empujarlos, etc. van a activar aquello a lo que están conectados (en nuestro caso los juguetes).

Piensa en un interruptor de la luz y te podrás hacer una idea. Hay muchos tipos que se adaptan a las diferentes habilidades que tienen las personas.

Te mostramos unos cuantos.

juguetes-discapacidad-pulsadores-2.jpg
juguetes-discapacidad-pulsadores-1.jpg
juguetes-discapacidad-pulsadores.jpg

Si eres una persona con discapacidad o tienes un hij@ con discapacidad es posible que tengas muchas dificultades para realizar ciertas actividades de la vida diaria. Y dentro de estas actividades incluimos jugar. Cuando tus habilidades motoras se limitan a muy pocos movimientos controlados con tu mano, tu cabeza o tu pierna, con mucha o poca fuerza o precisión, jugar se convierte en una actividad casi imposible.

Tienes pocas oportunidades para jugar solo o para participar en el juego de los demás, es casi imposible encontrar un juguete que pueda ponerse en marcha o controlarse con los movimientos básicos que tienes. Lo que nosotros te proponemos aquí son algunas ideas de juguetes adaptados a pulsadores, una alternativa que puede resultar válida para ti

Empecemos por el principio:¿qué son los pulsadores?

Son dispositivos que al presionarlos, tocarlos, empujarlos, etc. van a activar aquello a lo que están conectados (en nuestro caso los juguetes). Piensa en un interruptor de la luz y te podrás hacer una idea. Hay muchos tipos que se adaptan a las diferentes habilidades que tienen las personas. Te mostramos unos cuantos
Algunos juguetes son fáciles de adaptar. Puedes hacerlo tú mismo o contactar con alguna empresa especializada. Si buscas una empresa, al final te ponemos algunas direcciones. Si lo quieres hacer tú hay dos formas. La más sencilla es que te hagas o compres una “pastilla de pilas”.

Consiste en una doble chapa con un cable y una clavija hembra a la que puedes conectar tu pulsador. Puedes pasarla de un juguete a otro según la vayas necesitando. Esta pastilla se coloca entre la pila y el contacto y en el extremo que queda fuera pincharás tu pulsador.

La segunda forma es que conectes un cable con esa clavija hembra al propio cableado del juguete. Aunque te suene complejo es muy fácil.

En cualquier caso, es importante recordar la necesidad de consultar a expertos en adaptaciones y seguridad de juguetes para no incorporar peligros no deseados en los productos, sobre todo si niños/niñas sin problemas de movilidad van a tener también acceso a ellos. Al final de este artículo te indicamos algunos teléfonos para que puedas consultar posibles dudas.

Pasemos ahora a ver algunos ejemplos de juguetes adaptados con pulsadores

Peluches y sonajeros electrónicos: Proporcionan una buena fuente de estimulación y facilitan la interacción y la percepción de causa-efecto.

Casetes o CD-Roms infantiles: Te darán la oportunidad de escuchar música, cuentos comprados o grabados por los propios padres o hermanos y hasta servirte de comunicador básico.

Vehículos: Muchos de ellos vienen con un mando de un solo botón -ya es una ayuda- y en muchos casos no necesitarás un pulsador adicional

Juegos de imitación como por ejemplo una lavadora: Ten en cuenta que estos juguetes forman parte de secuencias en que se relacionan objetos y personajes y requieren más apoyo y actividad por parte de los compañeros de juego

Pistas de coches: El sistema de marcha-paro como el que ves en la foto es muy sencillo de hacer y puedes adaptarle cualquier pulsador

Oca/parchís electrónicas: Funciona con luces en vez de con fichas y se maneja con pulsadores

Juguetes para adultos: Por ejemplo un tren o un pinball

Adaptaciones de este tipo facilitan que el juego llegue a ser una actividad placentera, participativa, controlada y emocionalmente satisfactoria.

Dónde comprar juguetes adaptados y “pastillas de pilas”

B&J Adaptaciones, S.L.Tel.: 93 285 04 37.

CECAPROIN Tel.: 96 376 03 19.

C.D.I. Tel.: 93 750 82 80.

Gracare Tel.: 93 490 26 29.

TECNICAID Tel.: 91 435 04 42.

*Nota: Para la elaboración de este artículo hemos contado con la colaboración de José Carlos Martín, coordinador de la delegación de CEAPAT de Albacete.

Juguemos a oscuras, !Que divertido¡

legir un juguete no suele ser una tarea fácil, pero aún es más complicado si buscamos los más adecuados para niños/niñas ciegos o con discapacidad visual.

La ONCE ha elaborado una gran variedad de materiales específicos para la autonomía diaria de estas personas. Esto es lo que se conoce por material tiflotécnico (más información en cidat.once.es) y entre él también se incluyen juegos en relieve y juguetes como el muñeco Braillín.

Se trata de un muñeco de trapo con diversas texturas, en cuyo torso se encuentra el signo generador Braille. Está recomendado para niños/niñas a partir de 3 años y permite iniciarse en el conocimiento de este sistema de lecto-escritura.

No es un juguete exclusivo para discapacitados visuales ya que l@s niños/niñas con visión también disfrutan al investigar un nuevo código secreto. Sin duda, es un potente instrumento de integración.

Del mismo modo, juegos como la gallinita ciega, adivinar cosas tocándolas (con los ojos cerrados) o cualquier juego que implique jugar a oscuras, son formas de estimular la integración, además de estimular los otros sentidos y ayudar a superar miedos e inseguridades.

Ofrezcamos un juego divertido en igualdad de oportunidades.

 

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *